Compártelo en Facebook...Share on Facebook
Facebook

Conocida como el “asesino silencioso” la hipertensión arterial es una patología que puede llegar a provocar una serie de complicaciones sobre diferentes órganos de nuestro cuerpo que no solo pueden alterar nuestra calidad de vida, sino que sus complicaciones pueden llevarnos a la muerte. Por suerte es una enfermedad que puede ser controlada con medicamentos, una dieta sana y hábitos saludables en los que puedes incluir suplementos naturales que ayuden a controlar la tensión.

¿Qué es la hipertensión arterial?

Antes de conocer este concepto primero debes saber que latensión arterial es la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes de las arterias. Mientras más alta es la tensión, más esfuerzo debe hacer el corazón para bombearla a través del cuerpo.

Es una enfermedad crónica que provoca que los vasos sanguíneos presenten una tensión elevada, lo que con el tiempo puede dañarlos.

¿Por qué se le conoce como asesino silencioso? Una de las principales características de esta enfermedad es que no tiene síntomas que te lleven a visitar un médico y estos pueden tardar mucho en hacerse presentes. La hipertensión es uno de los factores de riesgo cardiovascular más comunes.

¿Cuáles son los tipos de hipertensión?

La tensión arterial se mide en milímetros de mercurio (mmHg) y tiene dos componentes:

Tensión sistólica: representa la tensión que genera el corazón al bombear sangre al resto del cuerpo y es el número más alto.

Tensión diastólica:es la presión de los vasos sanguíneos entre los latidos del corazón y es el número más bajo.

Se diagnostica tensión arterial alta cuando cualquiera de las dos, o ambas, son elevadas.

Tensión normal: 120/80 a 129/84 mmHg.

Tensión normal alta: 130/80 a 139/89 mmHg.

Estadio 1 de hipertensión: 140/90 a 159/99 mmHg.

Estadio 2 de hipertensión: 160/100 a 179/109 mmHg.

Estadio 3 de hipertensión: mayor de 179/109 mmHg.

¿Cuáles son las causas de la hipertensión arterial?

Se desconocen las causas específicas que pueden provocar hipertensión arterial, sin embargo, existen una serie de factores que están presentes en quienes la padecen:

Factores genéticos

Puedes tener predisposición a desarrollar hipertensión si un familiar en primer grado la padece. Si un progenitor o ambos son hipertensión tienes el doble de riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Sexo

Los hombres tienen más riesgo de padecer este problema que las mujeres, cuando ellas alcanzan la menopausia el riesgo se iguala. Las hormonas femeninas protegen a la mujer durante su edad fértil.

Edad y raza

La presión arterial sistólica o máxima y la diastólica o mínimase incrementa con los años. En el caso de la raza, las personas de raza negra tienen el doble de riesgo de padecer hipertensión y tienen un peor pronóstico.

Sobrepeso y obesidad

El sobrepeso incrementa el riesgo de tener hipertensión porque a medida que se incrementa el peso se eleva la tensión arterial. Al perder peso las alteraciones que provocan la hipertensión desaparecen y la tensión regresa a valores normales.

Vasculares

El 2,5 y el 6% de los problemas relacionados con los riñones puede llevar a la hipertensión arterial. Algunas de estas patologías son:

  • El síndrome de Liddle.
  • Enfermedad renal crónica.
  • Enfermedad renal poliquística.
  • Estenosis de la arteria renal.
  • Tumores productores de renina.

Endrocrinológicas

Entre las causas de hipertensión las endocrinas representan hasta el 2%. Puede deberse al consumo de hormonas (causas exógenas) o por desequilibrios hormonales internos (causas endógenas)

Causas exógenas:

  • Administración de corticoides.
  • Anticonceptivos orales.
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

Causas endógenas:

  • El síndrome de Cushing.
  • Feocromocitoma.
  • Hiperaldosteronismo primario.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita.

Causas neurogénicas

Existen también posibles causas de origen neuronal:

  • Tumores cerebrales.
  • Poliomielitis bulbar.
  • Hipertensión intracraneal.

Drogas y toxinas

El consumo de ciertas drogas y medicamentos puede provocar hipertensión:

  • Alcohol.
  • Ciclosporina.
  • Cocaína.
  • Descongestionantes que contienen efedrina.
  • Eritropoyetina.
  • Fármacos antiinflamatorios no esteroides.
  • Medicaciones adrenérgicas.
  • Nicotina.
  • Remedios a base de hierbas que contienen regaliz.
  • Tacrolimus.

Enfermedades relacionadas

Algunas enfermedades se relacionan con la hipertensión:

  • Acromegalia.
  • Apnea obstructiva del sueño.
  • Hipercalcemia.
  • Hiperparatiroidismo.
  • Hipertensión inducida por el embarazo.
  • Hipertiroidismo.
  • Hipotiroidismo.

Consecuencias de la hipertensión arterial

Hoy en día las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad en España y aunque la hipertensión puede ser tratada, la falta de tratamiento desencadena complicaciones serias como ictus, insuficiencia cardiaca e infarto al miocardio, todas pueden llevar a la muerte. Es por eso que siempre debes controlar tu tensión arterial.

Arterias

Son las primeras afectadas por esta enfermedad, con el paso del tiempo se endurecen al soportar una tensión elevada de forma continua, incrementan su grosor y el paso de la sangre se dificulta aún más. El daño en las paredes facilita la acumulación de colesterol y triglicéridos lo que puede llevar al desarrollo de arterioesclerosis.

Puede provocar trombosis y llevar a un infarto de miocardio o infarto cerebral. La tensión alta puede reblandecer las paredes de la aorta y causar un aneurisma o una rotura, lo cual lleva a la muerte.

Corazón

El corazón responde a la hipertensión incrementando su masa muscular, lo que se conoce como hipertrofia ventricular izquierda. Este incremento es perjudicial porque no se acompaña con un aumento del riego sanguíneo, lo que puede provocar insuficiencia coronaria y angina de pecho. También puede provocar arritmias o incrementar el daño si ya se presentan problemas cardiovasculares.

Cerebro

Las arterias se vuelven rígidas y estrechas y llevan poca sangre al cerebro, lo que puede provocar infarto cerebral, ictus o accidente vascular cerebral isquémico. Una elevada presión arterial puede llevar a la ruptura de una arteria y provocar hemorragia cerebral o accidente vascular cerebral hemorrágico.

Riñones

La hipertensión provoca que las arterias que llevan sangre a los riñones se endurezcan, lo que perjudica al riñón y lleva a una insuficiencia renal que con el tiempo deberá ser tratada con diálisis.

Piernas

Las arterias de las piernas pueden verse afectadas y provocar dolor al caminar.

Ojos

Si las arterias de la retina pueden causar alteraciones en la visión y desencadenar en una posible ceguera.

Vida sexual

Los problemas circulatorios y en las arterias pueden provocar impotencia en los hombres.

¿Cuántos españoles sufren esta enfermedad?

Según datos actualizados cerca del 40% de la población española sufre de hipertensión y de este total, un 37% está sin diagnosticar y un 40% ya está medicado y con la patología controlada.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión?

La hipertensión no presenta síntomas claros por lo que es común que sea detectada en algún chequeo de rutina si la persona es muy cuidadosa con su salud y acude a chequeos anuales.

Es una enfermedad silenciosa que cuando presenta alguna complicación es cuando puede ser detectada en pacientes que rara vez acuden al médico.

Un síntoma inespecífico es el dolor de cabeza, si es constante lleva a la persona al médico o a una farmacia y es cuando le toman la tensión que puede ser detectada.

¿Cómo podemos prevenirla?

Prevenir esta enfermedad es muy sencillo, solo debes de tener hábitos de vida saludables, evitar la obesidad, practicar ejercicio, dejar de fumar y moderar el consumo de alcohol.

Estas medidas debes extremarlas si en tu familia existen antecedentes de hipertensión y por supuesto, debes vigilar constantemente tu presión arterial.

¿Cómo se trata la hipertensión?

En ocasiones basta con mejorar los hábitos de vida, si sigues una dieta sana, reduces el consumo de calorías, grasas y azucares y practicas ejercicio físico tu tensión arterial puede controlarse. También es necesario dejar de fumar y evitar el consumo de alcohol.

Si un cambio en los hábitos no resuelve el problema, es necesario acudir al tratamiento farmacológico. En un inicio se trata con un único fármaco, pero si no es suficiente, es necesario consumir dos o tres más de por vida para controlar la presión arterial.

Se suelen recetar:

  • Alfabloqueantes.
  • Antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARA-II).
  • Antagonistas del calcio.
  • Betabloqueantes.
  • Diuréticos (tiazidas, clortalidona e indapamida).
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA).

Al ser una enfermedad crónica debes ser constante con el tratamiento. Según estudios, el 90% de los españoles diagnosticados con hipertensión no siguen la dieta ni realizan cambios en sus hábitos de vida y el 50% no sigue los tratamientos prescritos.

Esto ocurre porque al ser una enfermedad crónica, es común que los pacientes olviden las instrucciones del médico o se relajen, ya que las consecuencias tardan en aparecer. Lo importante en estos casos es recordar que las consecuencias pueden ser mortales o afectar negativamente tu calidad de vida.

¿Cómo diagnostica?

El diagnóstico de la hipertensión se basa en un simple procedimiento de medición de la tensión arterial. En ocasiones, para confirmar el diagnóstico se realizan pruebas más precisas como el holter de presión arterial, análisis de laboratorio de sangre y orina y un electrocardiograma.

Productos de biofarmacianatura para la tensión

En Biofarmacianatura conocemos los riesgos de padecer de hipertensión y por eso ponemos a tu disposición productos naturales que pueden ayudarte a prevenir esta enfermedad o controlarla.

Recuerda que debes de consultar al médico antes de tomar estos productos, especialmente si estás bajo tratamiento o si planeas realizarte un control rutinario. A veces la hipertensión no es detectada porque algún suplemento o medicamento oculta los cambios en la tensión arterial.

Reishi + acerola 400 mg 90 cápsulasde Obire

Esta seta ha sido consumida durante milenios para prevenir problemas cardiovasculares, mejorar el flujo sanguíneo, reducir el colesterol y aliviar la hipertensión.

Propoliscomplex 800 mg. 60 comprimidos de NatureEssential

Este producto no solo es útil para prevenir y tratar gripes e infecciones, sino que estimula la circulación sanguínea y normaliza la tensión arterial.

Reishi + shitake + maitake 300 mg. 90 cápsulas

Esta poderosa combinación de tres hongos incrementa las defensas, elimina el colesterol, previene los trombos sanguíneos, tonifica el corazón, controla la hipertensión y alivia el síndrome de la fatiga crónica

Antioxivita

Suplemento compuesto por un concentrado de antioxidantes provenientes de la uva roja que ayuda a controlar los triglicéridos, el colesterol y la tensión arterial.

Reishi 400 mg. 50 capsulas NatureEssential / colesterol – hipertension

Suplemento de reishi especialmente elaborado para controlar los niveles de colesterol y ayudar a regular la tensión arterial. Es rico en proteínas, carbohidratos, vitaminas B y C y minerales.