Compártelo en Facebook...Share on Facebook
Facebook

La ansiedad es una de las respuestas de nuestro cuerpo al estrés, por lo general podemos controlarla, pero cuando no podemos se convierte en un problema que interfiere con nuestra vida diaria. Por suerte, este tipo de problemas se pueden tratar con asesoramientos y medicamentos, a veces con ambos, puedes incluir meditación o yoga para aliviarlos e incluso, probar productos naturales como los de biofarmacianatura si tu problema es puntual o te encuentras en una situación de estrés temporal.

¿Qué es la ansiedad?

Es un sentimiento de inquietud, preocupación, miedo, temor o nerviosismo ante un determinado evento o situación. Es una reacción al estrés y nos permite estar alertas ante situaciones demandantes como un examen o un evento en nuestro trabajo. Por lo general ayuda a enfrentar problemas.

Aunque la ansiedad es una respuesta normal que puede ser beneficiosa, si se convierte en un trastorno el miedo no solo es temporal, sino que es constante, afecta tu calidad de vida y puede llegar a ser abrumador e incapacitante.

Un trastorno de ansiedad puede provocarte miedo ante actividades comunes como un viaje, salir a pasear, reunirte con amigos o hablar por teléfono. También puede presentarse como un ataque de terror en un momento inoportuno o cuando no existe amenaza alguna.

¿Qué son los trastornos de ansiedad?

Son afecciones que provocan que la ansiedad no sea algo temporal o que desaparece, sino que esta se mantiene constante e incluso empeora con el tiempo. Sus síntomas interfieren con tus actividades diarias como asistir a la escuela o universidad, trabajar o mantener relaciones con otras personas.

Los trastornos de ansiedad son enfermedades mentales graves, pero muy comunes. Las mujeres podemos vernos afectadas por ella, según estudios las mujeres somos el doble de propensas a sufrirlos que los hombres.

¿Cuáles son los tipos de trastornos de ansiedad?

Puedo mencionar algunos tipos de trastornos de ansiedad comunes:

Trastorno de ansiedad generalizada: este trastorno provoca preocupación excesiva por problemas comunes como la salud, dinero, familia y trabajo, se presentan casi todos los días durante un periodo de al menos 6 meses.

Trastorno de pánico: quienes sufren estos trastornos padecen de ataques de pánico repentinos y repetidos. La persona padece de miedo intenso sin estar en presencia de peligro. Los ataques se producen de manera repentina y pueden durar algunos minutos.

Fobias: son personas que tienen un miedo intenso a algo que representa poco o ningún peligro. Pueden tener miedo a situaciones sociales, a volar, a las arañas, a las agujas, entre otras.

¿Qué causa la ansiedad?

No se conocen las causas que llevan a la ansiedad. Se cree que existen factores como la biología, la química del cerebro, cambios hormonales, sucesos traumáticos, la genética y el entorno que combinados pueden provocarla.

¿Puedo sufrir ansiedad?

Existen diferentes factores de riesgo para cada trastorno de ansiedad. Por ejemplo, es común que las mujeres padezcan ansiedad generalizada y fobias, mientras que los hombres y mujeres pueden verse afectados por la ansiedad social por igual.

Otros factores de riesgo son:

  • Rasgos de personalidad como ser tímido o retraído.
  • Eventos traumáticos en la infancia o en la edad adulta.
  • Antecedentes familiares de trastornos mentales o de ansiedad.
  • Problemas de tiroides.
  • Arritmias.
  • Razas y etnias.
  • Edad, los adolescentes entre 13 y 18 años pueden padecer algún trastorno de ansiedad.
  • Enfermedad cardíaca.
  • Diabetes.
  • Trastornos respiratorios, como el asma o el EPOC.
  • Uso inadecuado de sustancias.
  • Abstinencia al alcohol, medicamentos contra la ansiedad y otras sustancias.
  • Dolor crónico.
  • Tumores que secretan hormonas de reacción de “luchar o huir”.
  • Síndrome de intestino irritable.
  • Efecto secundario de algunos medicamentos.
  • Estrés debido a una enfermedad.
  • Acumulación de estrés.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

La mayoría de los trastornos de ansiedad tienen síntomas diferentes, pero suelen compartir algunos:

  • Pensamientos o creencias ansiosas que no pueden ser controladas, no desaparecen y que pueden empeorar con el tiempo.
  • Latidos cardiacos fuertes o rápidos.
  • Dolor en el cuerpo o molestias sin explicación.
  • Mareos y falta de aire.
  • Cambios en el comportamiento.
  • El consumo de cafeína, medicamentos y otras sustancias empeoran los sintomas.
  • Debilidad.
  • Náuseas.
  • Molestia estomacal.

¿Cuándo consultar al médico?

Debes acudir al médico si experimentas lo siguiente:

  • Preocupación excesiva que interfiere con tus relaciones, tu trabajo y tu vida.
  • Tus miedos y preocupaciones te provocan malestar y no puedes controlarlos.
  • Sientes depresión, consumes drogas o alcohol y presentas algún problema de salud mental.
  • Crees que tu ansiedad se debe a un problema de salud física.
  • Tienes algún pensamiento o conducta suicida, en este caso debes de acudir a urgencias.

Ten presente que es posible que tus preocupaciones y miedos no desaparezcan por su cuenta ni puedas controlarlas, en ese caso solo van a empeorar si no encuentras ayuda, trata de acudir con tu médico antes de que la ansiedad empeore. Como cualquier enfermedad, es más sencilla de tratar cuanto antes encuentres tratamiento.

¿Cómo se diagnosticala ansiedad?

Para diagnosticar un trastorno de ansiedad debes de acudir con un profesional médico, él evaluará tus síntomas y tu historial médico, realizará un examen físico y pruebas de laboratorio para descartar que no sea otra enfermedad la que provoque tus síntomas.

Una vez descartados los problemas de salud, recibirás una evaluación psicológica.

¿Cuáles son los tratamientos para la ansiedad?

Para tratar la ansiedad se emplea psicoterapia, medicamentos o una combinación de ambos.

En el caso de la psicoterapia suele utilizarse terapia cognitiva conductual, durante la terapia aprendes formas diferentes de pensar y comportarte, esto te ayudará a cambiar tus reacciones ante las situaciones que te provocan miedo y ansiedad. En algunos casos se incluye terapia de exposición, es decir, te llevarán a confrontar tus miedos para que puedas hacer aquellas cosas que habías estado evitando.

En el caso de los medicamentos tenemos que se recetan antidepresivos y medicamentos contra la ansiedad. Existen ciertos medicamentos que funcionan mejor para determinados trastornos de ansiedad. Solo un profesional de salud puede identificar cuál es el mejor para ti y puede que te recete más de uno hasta dar con el medicamento o combinación adecuada.

Algunos de los medicamentos indicados son:

Ansiolíticos (benzodiazepinas): son recetados por cortos periodos de tiempo porque pueden ser adictivos y provocar abstinencia cuando se suspende su consumo.

Beta bloqueadores: previenen los síntomas físicos de la ansiedad como la sudoración y los temblores.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS): alteran los niveles de serotonina en tu cerebro para ayudar a sus células a comunicarse mejor. Pueden provocar insomnio, sedación, reducción del deseo sexual y problemas estomacales.

Tricíclicos: actúan de forma similar a los ISRS, pero sus efectos secundarios son mayores. Pueden causar somnolencia, mareos, constipación, sequedad en la boca e incremento de peso.

Inhibidores de monoaminooxidasa (IMAO): son medicamentos que incrementan la presión arterial a niveles peligrosos si se combinan con alimentos como el queso cheddar, queso parmesano, vino tinto y cualquiera que contenga aminoácido llamado tiramina. También deben evitarse el consumo de píldoras anticonceptivas, analgésicos y medicamentos para las alergias y el resfriado común.

Como puedes ver, todos los medicamentos tienen riesgos, pero también beneficios, solo un médico capacitado puede recetarte los medicamentos correctos según tu trastorno de ansiedad, tu estilo de vida e historia médica.

¿Qué debo hacer si el tratamiento para mi trastorno de ansiedad no funciona?

Debes armarte de paciencia, después de todo es posible que debas trabajar junto a tu médico y probar diferentes tratamientos y combinaciones hasta encontrar el mejor para ti.

Incluso si presentas efectos secundarios ante los medicamentos, debes de hablar con tu médico, no debes dejar de consumirlo sin consultar con tu médico antes, él se encargará de ajustar la dosis y la frecuencia.

¿Qué sucede si mi trastorno de ansiedad regresa?

Los síntomas de un trastorno de ansiedad pueden regresar luego de terminar el tratamiento, especialmente durante o después de un evento estresante, sin advertencias.

Así mismo, algunas personas mejoran sin tratamiento.

Sea cual sea tu caso, si los síntomas regresan, debes acudir con el médico para ajustar tus tratamientos.

Terapias alternativas para la ansiedad

Puedes hablar con tu médico para aprender a identificar y prevenir el regreso de la ansiedad. Por ejemplo, una buena técnica es escribir tus sentimientos o encontrar un asesor o psicólogo que te ayude a controlar tu ansiedad si sientes que no puedes hacerlo solo.

También puedes probar medicina alternativa o complementaria. Algunas personas aseguran que pueden reducir la ansiedad.

Algunas de las terapias complementarias para la ansiedad son:

Actividad física: el ejercicio incrementa los niveles de químicos en tu cerebro responsables de controlar tu estado de ánimo. Algunos estudios demuestran que el ejercicio reduce la ansiedad.

Meditación: algunos estudios demuestran que la meditación constante alivia la ansiedad, ya que impulsa la actividad en la zona del cerebro responsable de controlar la alegría y serenidad.

Productos naturales: algunas hierbas consumidas como suplementos o en infusiones ayudan a aliviar los estados ansiosos o alterados de forma natural. Puedes combinarlos con otras técnicas de control de la ansiedad.

Complicaciones de la ansiedad

La ansiedad no se reduce a la preocupación y al miedo constante, puede provocar o empeorar otros problemas mentales y físicos como:

  • Mala calidad de vida.
  • Problemas digestivos o intestinales.
  • Problemas en la escuela o el trabajo.
  • Suicidio.
  • Insomnio.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor crónico.
  • Depresión.
  • Aislamiento social.
  • Abuso de sustancias.

¿Cómo puedo prevenir la ansiedad?

No es posible prevenir la ansiedad porque es complicado conocer con certeza que puede provocar un trastorno de ansiedad, pero si se pueden tomar medidas que reduzcan los efectos de sus síntomas:

  • Consume probióticos y alimentos fermentados.
  • Ejercítate con frecuencia.
  • Mantente activo.
  • Medita. Es efectivo realizar terapias de meditaciones de reducción del estrés basadas en la atención plena.
  • No consumas alcohol o drogas.
  • No fumes,
  • Practica yoga.
  • Reduce el consumo de cafeína.
  • Sigue una dieta saludable.
  • Solicita ayuda de inmediato.

Productos biofarmacianatura para controlar la ansiedad

En biofarmacianatura contamos con diversos productos que pueden ayudarte a controlar tu ansiedad cuando aún no es un trastorno o incluso, ayudarte a controlar el trastorno si el médico te recomienda probar terapias naturales:

Aspen Flores de Bach

Producto elaborado para tratar la ansiedad y el miedo de origen desconocido.

COMPOSOR 28 NervalComplex XXI 50 mlSoria Natural

Suplemento alimenticio elaborado a base de extractos naturales de plantas medicinales, vitaminas y minerales que mejoran el estado de ánimo y alivian la depresión y la ansiedad.

Passiflora 500 mg. (ext. Seco) 100 comprimidos

Indicado para ayudar al sistema nervioso y regular el estado de ánimo. Puede aliviar la ansiedad, el nerviosismo y la depresión.

Hiperico 375 mg. 100 tabletas Obire

El hipérico o hierba de San Juan es conocida por su capacidad para estimular la liberación de serotonina, lo que mejora el estado de ánimo, alivia la tristeza, equilibra el sistema nervioso y reduce la fatiga mental y física.

Valeriana 400 mg. 60 cápsulas

La valeriana tiene la capacidad de relajar el sistema nervioso, es muy útil para tratar casos puntuales de estrés, ansiedad o insomnio.

REISHI + SHITAKE + MAITAKE 300 MG. 90 CÁPSULAS OBIRE

Las propiedades medicinales de estos hongos japoneses le permiten a este suplemento controlar el insomnio, el estrés y la ansiedad a la par que fortalecen tu sistema inmune y reducen los niveles de colesterol en tu sangre.

Flores de Bach

El Dr. Bach opina que nuestros problemas de salud provienen de 7 emociones negativas y que existen 38 flores que pueden aliviar determinados estados emocionales. Al responder un sencillo cuestionario puedes descubrir cuál es tu actitud negativa y que tipo de flor es mejor para ti.

Ginkgo biloba 450 mg. (ext. Seco) 100 comprimidos Obire

Este suplemento tiene la capacidad de mejorar la circulación, protegerte de los radicales libres y aliviar el cansancio, la ansiedad, el estrés, los estados de confusión y la pérdida de memoria.